JENGIBRE EN VENEZUELA

JENGIBRE EN VENEZUELA


Con el jengibre cuyo nombre científico es Zingiber officinale sucede algo similar a lo que hemos encontrado con la Cúrcuma que por cierto pertenece a la misma familia de plantas: las zingiberaceas, que es encontrado en forma totalmente silvestre en diferentes partes de Venezuela ocupando grandes extensiones de terrenos, pero sin que su cosecha o recolección vaya precedida por el uso o aplicación de técnicas agronómicas de cultivo.



Esta realidad se traduce en varias observaciones que es muy importante considerar: :

  • Las variedades tradicionales o criollas poseen unas características que las diferencian de las variedades importadas. Por ejemplo el jengibre importado es más suculento de mayor grosor y tamaño y atrae más para consumo directo por su apariencia mas apetitosa. Mientras el jengibre criollo no se desarrolla de la misma manera y los rizomas son mucho más delgados.
  • Aunque el jengibre criollo no tiene esta apariencia tan suculenta, en Investigaciones científicas realizadas en la Universidad Centroccidental “Lisandro Alvarado”. Decanato de Agronomía; Postgrados de Agronomía, estado Lara, Venezuela por Rosibel Casanova; Jesús Castillo; Yijan Him de Freitez; María E. Sanabria y Dorian Rodríguez. Encontraron que el jengibre criollo posee compuestos flavonoides que no se encuentran en el jengibre importado. Esto le da al jengibre criollo una gran ventaja para su uso medicinal.
  • También se reconoce que el jengibre criollo tiene un sabor más fuerte, mayor picor y es como más concentrado e intenso que el importado, esto lo hace muy indicado en aplicaciones industriales.
  • Debido a la situación actual económica por la que está atravesando Venezuela, que lleva asociada una gran dificultad para obtener divisas para la importación, se está dando un proceso de una gran presión sobre los lotes silvestres existentes que amenazan con extinguir estas inmensas reservas de material fitogenético ancestral.
  • Es por esto que nuestra empresa propone y está orientada a promover el cultivo de este renglón del jengibre así como lo estamos haciendo con mucho éxito con la cúrcuma, valorando el material fitogenético local y orientándonos a la obtención de certificaciones orgánicas de validez internacional para su futura comercialización.

En el “Libro Azul de Colombia. Blue Book of Colombia” de J. Posada Callejas. Página 109 dice:

“Fui muy agradablemente sorprendido al hacer el importante descubrimiento de que el jengibre es silvestre en estas localidades. Por investigaciones posteriores he sabido que crece silvestre, cubriendo grandes áreas, en las colinas bajas de la Sierra Nevada y también en varias otras partes de la Cordillera Oriental”. En este mismo texto se citan observaciones de Sir David Prain del Jardín Botánico Real de Kew que dice: “El jengibre se encuentra en estado silvestre en Venezuela, cerca de Caracas, en Panamá y en Boyacá cerca del Cocuy. Se me dice que los indios acostumbran traer la raíz y venderla en Panamá para la preparación de la chicha de jengibre”.

Dejamos como tema para futuras investigaciones el esclarecimiento del verdadero origen del jengibre y de la cúrcuma. Puesto que el hecho de que estos cultivos aparezcan en forma totalmente silvestre en Venezuela y otros países vecinos no es el único argumento necesario para establecer su origen definitivo.

Si el lector está interesado en leer el texto de la investigación que hemos citado puede conseguirla en la siguiente sección de nuestra página web:investigaciones