Dr. Guido Guédez


Retornar a Nuestros Profesionales De La Salud

FOTO DR GUIDO GUEDEZ-2

Resumen Curricular Dr. Guido Guédez.

  • Médico venezolano, Nacido en Campo Elías, estado Trujillo, egresado de la Universidad de Carabobo, en 1981. Consagrado a la aplicación de las Terapias Alternativas y al desarrollo de la Inteligencia Espiritual Aplicada a la Salud y a la Resolución de Conflictos.
  • Investigador y Docente en Terapia Neural Según Huneke.
  • Creador y Coordinador la Cátedra de Formación Humanística y Espiritual del Postgrado de Medicina Familiar del IVSS en Carabobo.
  • Psicoterapeuta con vasta experiencia en Psicoterapia Espiritual, aplicando El Ho’ Oponopono y las Enseñanzas de Un Curso de Milagros.
  • Miembro de la Red de Expositores de la UNESCO.
  • Miembro de la Asociación Latinoamericana Análisis Transaccional.
  • Creador y Presidente de La Fundación Educativa Para la Paz.
  • Creador y Facilitador de diversos Talleres Vivenciales sobre El Amor la Gratitud y El Perdón.
  • Creador los Diálogos de Paz, a través de los cuales enseña un Lenguaje aplicable en la construcción de una Cultura de Paz.
  • Creador de los Talleres de Crecimiento Espiritual: “Sanando Nuestra Historia de Vida”.
  • Creador de Doce Pasos Esenciales Para Encontrar Respuestas Espirituales.
  • Creador del Diplomado en Inteligencia Espiritual.
  • Invitado frecuentemente a diversos programas de radio y televisión a nivel nacional.

guidoguedez@msn.com

04244103344

Consultas CC El Añil, piso 1, oficina 14. Av. Andrés Eloy Blanco. Urb. Prebo. Valencia. Venezuela. 02418213358. Lunes, Martes y sábado de 7 am a 12:30 pm.

 

 

LA CÚRCUMA: “REINA DE LAS ESPECIES”

Te invito a crear la cultura de la cúrcuma

Es para mí un gran honor, compartir con ustedes un justo reconocimiento a las múltiples bondades de la cúrcuma, las cuales la hicieron merecedora del título “reina de las especias”, en tal sentido es propicio recordar a Hipócrates, Padre de la Medicina, con su célebre frase: “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”. Rescatando este Principio Hipocrático Universal, me atrevo a proponerles que seamos creadores de la “cultura de la cúrcuma”, tanto en Venezuela como América Latina, nuestra recompensa será, conquistar y preservar una vida saludable.

Esta propuesta es posible de lograr, gracias a los notables beneficios que posee la cúrcuma para la salud de la población, los cuales han sido corroborados por la Medicina Ayurvédica desde hace milenios, y en la actualidad avalada por numerosas investigaciones a nivel internacional. Por su parte, en la cultura oriental, la cúrcuma es utilizada por los hindúes como un ingrediente indispensable, que los acompaña en la mesa de todos los hogares, donde es muy apreciada por sus notables beneficios para la salud.

La investigación de la cúrcuma ha motivado a la ciencia, extendiéndose por muchos países. Incluso, acá en Venezuela, los profesores Marinela Barrero y Rafael Carreño, en sus trabajos de investigación realizados en la UCV, han encontrado que la cúrcuma venezolana es de altísima calidad, superior en el contenido de curcuminoides, antioxidantes y aceites esenciales, a la importada de la India y Colombia. Lo cual consideramos un regalo de Dios que nos convoca a integrar esta dádiva divina a la dieta diaria, y difundir tan importante información entre los venezolanos, como un aporte para elevar nuestro estándar de salud.

De esta manera podemos contribuir ampliamente en la recuperación de la salud ante una diversidad de patologías, que constituyen un problema de salud pública por su elevada incidencia y efectos discapacitantes, sobre las cuales se ha demostrado efectos muy favorables de la curcumina, que es el principio activo de la cúrcuma. Entre dichas patologías podemos mencionar las siguientes: cáncer, artritis, diabetes mellitus, Alzheimer, Parkinson, enfermedades cardiovasculares, obesidad, trastornos digestivos, psoriasis, infecciones, inmunodeficiencias.

Este gran espectro de acción de la cúrcuma de debe a su poderosa actividad antioxidante, antiinflamatoria, antiviral, antibacteriana, antimicótica, como también por estimular la apoptosis, que es la capacidad para desintegrar aquellos tejidos que no prestan utilidad al organismo, sino que entran en la fisiopatogenia de una enfermedad específica, por ejemplo las células cancerígenas que configuran tejidos tumorales, los conglomerados amiloideos que se aglutinan en el cerebro determinando el Alzheimer y el Parkinson, o en el páncreas generando la diabetes, y los ateromas que se depositan en el interior de las arterias produciendo arteriosclerosis e infartos.

La dosis diaria de cúrcuma en polvo recomendada es de 2 a 3 cucharaditas. Se utiliza como aderezo de ensaladas, vegetales, sopas y una diversidad de platos, también se preparan tés, o se puede mezclar con otros ingredientes que potencian sus efectos curativos, entre ellos, el aceite de coco virgen que comparte con la cúrcuma un sitial de prestigio por sus nobles efectos en la salud que le ha valido el nombre de Rey de los Vegetales.

Dr. Guido Guédez.