¿Como mejorar la absorción de la curcumina?


Como mejorar la absorción de los componentes medicinales de la cúrcuma.

Las propiedades medicinales de la cúrcuma se atribuyen a la actividad de sus compuestos antioxidantes polifenólicos, sobre todo los del grupo de los curcuminoides: curcumina, demetoxicurcumina y bisdemetoxicurcumina y a sus aceites volátiles: ar-turmerona, α-turmerona β-turmerona y zingiberone. Tiene potentes propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas.

Una de las evidencias del comprobado efecto medicinal que tiene la cúrcuma es el interés que ha demostrado la comunidad científica internacional por este recurso de la naturaleza, como puede observarse cuando utilizamos el buscador de publicaciones medicas pubmed con la palabra: “curcumin” que es el término en inglés para referirnos a la curcumina, encontramos un total de 8896 investigaciones.


CONCEPTO DE POTENCIADORES DE LA BIODISPONIBILIDAD

Para aclarar este concepto vamos a traducir y utilizar el contenido de la siguiente investigación:

Bioavailability enhancers of herbal origin: An overview

Kritika Kesarwani and Rajiv Gupta*

Department of Pharmacognosy, Faculty of Pharmacy, Babu Banarasi Das National Institute of Technology and Management (BBD University), BBD Green City, Lucknow, U.P., 227105, India

Reviewed by Dr. Alok Mukerjee, (M.Pharm.,Ph.D.)

Que puede descargarse en el siguiente enlace:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3634921/

El concepto de “potenciadores de biodisponibilidad” se origina en el tradicional Ayurveda. Es muy conocido dentro del Ayurveda la combinación llamada TRIKATU que en sanscrito significa los tres acrids o los tres amargos, que no es otra cosa que una mezcla en partes iguales de Piper nigrum o pimienta negra, Piper longum o pimienta larga y Zingiber officinale o jengibre.

Se afirma que el término “potenciadores de la biodisponibilidad” fue acuñado por primera vez por científicos de la India en el Laboratorio de Investigación RRL, ahora conocido como Instituto Indio de Medicina Integral, Jammu, que descubrieron y científicamente validaron a la piperina como el primer potenciador de la biodisponibilidad del mundo en 1979.

Los “potenciadores de biodisponibilidad”  son  moléculas que por sí mismas no muestran actividad farmacológica particular, pero cuando se utiliza en combinación  con otros compuestos  mejoran la actividad de la molécula del fármaco de varias maneras incluyendo el aumento de la biodisponibilidad del fármaco a través de la membrana, la potenciación de la molécula del fármaco por interacción conformacional, actuando como receptores de la molécula del fármaco y permitiendo que el compuesto llegue a las células a las que va dirigido. Un  ‘biopotenciador’ es un agente capaz de aumentar la biodisponibilidad y la bioeficacia de un medicamento en particular con el que se combina, sin  que el por sí mismo posea una  actividad farmacológica  propia.

También se utiliza dentro de la literatura científica el término “ potenciadores de la absorción”.

En el artículo al que hicimos referencia anteriormente se describen los mecanismos de acción de los biopotenciadores de origen natural de la siguiente manera:

Mecanismo de acción de biopotenciadores de origen vegetal

Existen biopotenciadores de tipo nutricional, que mejoran la absorción por actúar sobre el tracto gastrointestinal. También hay biopotenciadores antimicrobianos que actúan principalmente sobre los procesos de metabolismo de los fármacos.

Entre los diferentes mecanismos de acción postulados para los biopotenciadores de origen vegetal se mencionan los siguientes: (a) reducción de la secreción de ácido clorhídrico y el aumento de suministro de sangre gastrointestinal, (b) la reducción de tránsito gastrointestinal y del tiempo de vaciado gástrico y la motilidad intestinal , (c) la modificación del GIT permeabilidad de la membrana celular epitelial, (d) efecto colagogo , (e) la bioenergética y propiedades termogénicas y (f) la supresión de la primera fase  del metabolismo y la inhibición de las enzimas que metabolizan  el fármaco y la estimulación de la actividad de la gamma glutamil  transpeptidasa  (GGT), que mejora la absorción de aminoácidos.

Vamos a sintetizar en este artículo un conjunto de posibilidades que se pueden utilizar individualmente o combinadas con el objeto de MEJORAR LA ABSORCIÓN DE LOS COMPONENTES MEDICINALES DE LA CÚRCUMA O EN OTROS TÉRMINOS POTENCIAR SU BIODISPONIBILIDAD.

  1. Uno de los aspectos que más se ha investigado sobre la Cúrcuma es su biodisponibilidad, o en otras palabras las formas de mejorar la absorción en el organismo humano de sus principios activos y medicinales. Por cierto en el buscador al que hicimos referencia aparece la siguiente investigación:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9619120

Donde se demuestra que la asimilación de la curcumina se puede mejorar en un 2000% cuando se consume conjuntamente con piperina, que es un alcaloide contenido en la pimienta negra. Por cierto que encontramos una especie de SINERGIA en esta asociación pues ambos productos por separado tienen funciones positivas para el organismo, pero cuando se consumen juntos su efecto se potencializa y se multiplica por un factor  notablemente superior pues estamos hablando de un incremento del 2000%.

  1. Otra de las formas de mejorar la absorción de los componentes medicinales de la cúrcuma es utilizar un sustrato graso para disolverla pues ella en sí misma es poco hidrosoluble, más bien se considera hidrófuga o que repele el agua y es de carácter liposoluble, se disuelve en aceite. Es por esto que recomendamos utilizar la leche de coco, el aceite de coco prensado en frio, la mantequilla clarificada o ghee, o hacer licuados de la cúrcuma con semillas oleaginosas remojadas en agua como las de linaza y ajonjolí que tienen un buen contenido de omega-3 y omega-6.
  2. Una de las tecnologías desarrolladas para mejorar la absorción de la curcumina es la de los fitosomas, conocida en la literatura científica como: “PHYTOSOME”.Los fitoconstituyentes se han utilizado como medicamentos durante miles de años, pero su aplicación está limitada debido a obstáculos importantes como la deficiente solubilidad en los lípidos, el gran tamaño molecular y la degradación en el entorno gástrico del intestino. Recientemente, la técnica de fosfolípidos-complejos se ha propuesto para resolver estos escollos ya sea mejorando la capacidad de solubilización o su capacidad potenciadora para pasar a través de las membranas celulares y también protege los componentes herbarios activos de la degradación. Por lo tanto, esta técnica de fosfolípidos-complejos puede permitir a los investigadores administrar los fitoconstituyentes en la circulación sistémica mediante el uso de ciertas formas de dosificación convencionales como tabletas y cápsulas. El trabajo de investigación que reseñamos a continuación, destaca la propiedad única de los fosfolípidos en la administración de fármacos, su papel como adyuvante en los beneficios para la salud y su aplicación en los sistemas de hierbas medicinales para mejorar la biodisponibilidad de los componentes herbarios activos. También resumimos los requisitos previos para la preparación de fitosomas, como la selección del tipo de fitooconstituyentes, los disolventes utilizados, los diversos métodos empleados en la preparación fitosómica y su caracterización. Además, discutimos los hallazgos clave de un trabajo de investigación reciente realizado en sistemas de administración basados ​​en fosfolípidos que pueden permitir nuevas direcciones y avances en el desarrollo de formas de dosificación a base de hierbas. Esta investigación puede conseguirse en el siguiente enlace:

    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5426732/

    De hecho, en 1989, Indena, una compañía italiana de productos farmacéuticos y de productos farmacéuticos, desarrolló una técnica de  fosfolípidos-complejos mediante la reacción química de principios activos de plantas polifenólicas con fosfolípidos que contienen fosfatidilcolina (PC) y posteriormente patentó la tecnología con el nombre de “PHYTOSOME”.

  3. Debido a que la curcumina se metaboliza rápidamente en la fase 1 y 2 del hígado, concretamente por la sulfatación y glucuronidación, los metabolitos sulfatados y glucuronizados de curcumina se encontraran en la orina pocas horas después de la ingesta de cúrcuma a menos de que la curcumina entre al tracto digestivo mezclada con algún componente alimentario que contrareste, inhiba o evite el efecto de glucuronidación. Para evitar estas pérdidas de los principios activos y mejorar la asimilación o absorción debemos acompañar la ingesta de cúrcuma con otros alimentos que por su contenido en determinados compuestos flavonoides inhiban o eviten las reacciones de glucuronidación. A continuación vamos a listar los compuestos flavonoides que mejoran la absorción de curcumina y al lado indicaremos los alimentos que los contienen:
  4. Quercetina: Un flavonoide que se encuentra en el jengibre, la piel de la manzana, uvas y otras frutas, también en el brócoli, ajo y cebolla blanca y morada. Alimentos ricos en quercetina : avena, vino tinto, uvas rojas, cebollas, té verde, cacao en polvo, manzanas, arándanos, cerezas, ciruelas negras, lechuga de hoja roja, col cruda, verduras de achicoria, espinaca cruda, pimientos, judías verdes y brócoli crudo. La mejor fuente de quercetina son las alcaparras como lo muestra la siguiente lista : alcaparras (181 mg /100 g), pimiento amarillo crudo (51 mg/100 g), cacao en polvo y cebolla roja cruda (20 mg/100 g), arándano salvaje (18 mg/100 g), grosella negra (6 mg/100 g), manzana cruda con piel (4,4 mg /100 g), brócoli crudo (3,2 mg/100 g).
  5. Crisina: flavonoide que se encuentra en la planta Passiflora coerulea una planta emparentada con la parchita o maracuyá. También se encuentra en la miel y el propóleo, las flores de manzanilla y en el hongo “Pleurotus ostreatus” cuyo nombre común es girgola o champiñón ostra
  6. Naringina: flavonoide que se encuentra en la piel, pulpa, flores y semillas de la naranja, la toronja, limón y otros cítricos, la piel del tomate, el tomillo. Es el responsable del sabor amargo que tienen las cáscaras de los cítricos.
  7. Genisteína: Flavonoide que se encuentra en el altramuz o chocho o lupino ( “Lupinus albus”), soya, habas, ajonjolí, alfalfa, manzanas, té verde, trigo, trébol rojo, habichuelas, garbanzos y lentejas.
  8. Silimarina (o silibinina): es un flavonoide que encontramos en el cardo mariano.
  9. Tangeretina: un flavonoide que se encuentra en los cítricos
  10. Ácido retinoico: un metabolito de la vitamina A, que proviene del beta-caroteno. Vamos a listar los 30 alimentos con mayor contenido de beta carotenos de mayor a menor: espinaca, zanahoria, berro, cebollín, pimentón, remolacha, alfalfa, repollo chino, maní, cebada, perejil, frijol, escarola, hinojo, auyama, menta, endivia, achicoria, cilantro, rábano, bledo, melón, lechuga, yuca, apio, coliflor, lechosa, frambuesa, tomate y mango.

Nuestra recomendación es incorporar la CÚRCUMA en polvo en las recetas que se elaboren diariamente, mezclando preferiblemente con las especies y productos mencionados en los 10 puntos anteriores. Para ayudar a la memoria hemos preparado el  afiche que está al comienzo de este artículo, donde hemos incluido las imágenes de los POTENCIADORES NATURALES DE LA BIODISPONIBILIDAD DE LA CÚRCUMA.