Propiedades medicinales del jengibre

Beneficios medicinales del jengibre

PROPIEDADES MEDICINALES DEL JENGIBRE
Zingiber officinale

Este artículo lo tenemos expuesto en nuestra página web con el nombre de “Beneficios medicinales del Jengibre”, sin embargo debido a que en esa otra vista no aparecen los links o enlaces correspondientes a cada una de las investigaciones a las que se hacen referencia, hemos decidido duplicar el artículo en esta sección, pero colocando al final todos los hipervinculos o enlaces a los que hacemos referencia, con el objeto de facilitar a nuestros lectores la búsqueda en las fuentes a las que hacemos referencia. De acuerdo al Manual del Dr. Duke: “ Dr. Duke Phytochemical and Ethnobotanical Databases” (1)
Al Jengibre desde el punto de vista etnobotánico se le atribuyen 168 aplicaciones medicinales alrededor de todo el Mundo. Sin embargo, en este artículo vamos a hacer énfasis en aquellas propiedades medicinales que hayan sido objeto de investigaciones científicas. En el buscador de publicaciones médicas PubMed aparece el Jengibre al día de hoy con un total de 2979 investigaciones científicas asociadas. Centros de documentación especializados como el GreenMedicalInformation han reseñado unas 40 acciones farmacológicas y unas 175 condiciones de salud para las que el jengibre puede resultar muy útil (2).
El Jengibre posee una comprobada acción desinflamante o antinflamatoria incluso similar a la de reconocidos medicamentos antinflamatorios no esteroideos ( NSAIDs) y su eficacia fue comprobada para aliviar el dolor en pacientes con osteoartritis en las articulaciones de las rodillas (3).
El Jengibre puede beneficiar notablemente a pacientes con enfermedades cardiovasculares, puesto que ha sido comprobado su efecto para bajar la presión arterial (4), y ayudar en la enfermedad coronaria del corazón (CHD) y otras cardiopatías (5). Se reconoce que ayuda a prevenir ataques cardíacos (17).
El Jengibre ha sido reconocido por recientes investigaciones como un valioso preventivo de los accidentes cerebro vasculares ACV (6).
También hay investigaciones que han demostrado la eficacia del jengibre para reducir el daño y perdida de la memoria relacionada con un derrame cerebral leve (16).
Sin embargo, el interés que ha despertado el Jengibre como coadyudante en la prevención y tratamiento del cáncer lo evidencian las 427 investigaciones que al día de hoy pueden encontrarse en PubMed (7)
Otro estudio reciente sobre los beneficios potenciales del jengibre para quienes padecen cáncer evidenció que el jengibre es 10.000 veces más fuerte que el medicamento de quimioterapia Taxol. Este estudio determinó que el 6-shogaol ( un fito químico presente en el jengibre) fue más eficaz que la quimioterapia para atacar la causa de la malignidad del cáncer de mama, es decir, las “células madre” que son responsables de generar “células hijas” que componen la colonia tumoral. El contraste en la eficacia del jengibre en comparación con el Taxol fue asombroso. Según los investigadores: “Taxol … no mostró actividad contra las células cancerosas incluso a una concentración 10 000 veces mayor en comparación con 6-shogaol” (8).
El fito químico 6-shogaol no es el único componente bioactivo en el jengibre que ha generado interés dentro de los investigadores del cáncer. También se ha reconocido que el compuesto 6-Gingerol ejerce actividades antitumorales. Un estudio de 2014 del 6-gingerol y su efecto sobre las células cancerosas descubrió que se metaboliza adecuadamente por las células cancerosas humanas y animales, donde tiene un efecto citotóxico, inhibiendo el crecimiento de las células cancerosas y contribuyendo a la muerte de las células malignas (9).
Recomendamos a nuestros lectores que revisen en nuestra página web la sección sobre los fito químicos del jengibre donde encontraran el listado completo de los 62 fito químicos que se encuentran en el jengibre.
Otros estudios confirman que, si bien estos elementos activos en el jengibre son tóxicos para las células cancerosas, no tienen un efecto negativo sobre las células sanas, lo que convierte al jengibre en una alternativa superior a los medicamentos de quimioterapia que son muy tóxicos para la totalidad del organismo (10).
Otras investigaciones sobre las propiedades antieméticas del jengibre han descubierto que el jengibre proporciona un beneficio terapéutico adicional a los pacientes con cáncer al ayudar a aliviar las náuseas a menudo asociadas con los tratamientos tradicionales contra el cáncer (11) (12).
Una investigación que se realizó el año 2014 sobre el estado glicémico, los lípidos y los marcadores inflamatorios examinando a setenta pacientes con diabetes tipo 2, evaluó el uso de 1600 mg de jengibre versus el grupo placebo. Los resultados mostraron que el jengibre redujo significativamente la glucosa plasmática en ayunas, la insulina, los triglicéridos y el colesterol total, en comparación con el grupo placebo, y concluyó que puede considerarse como un tratamiento eficaz para la prevención de las complicaciones de la diabetes (13).
Otra investigación también del 2014 buscó identificar el efecto de la administración de suplementos de jengibre sobre la resistencia a la insulina y los índices de glicemia en la diabetes mellitus. En un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo en el que se asignaron aleatoriamente 88 participantes diabéticos a grupos de jengibre y placebo, se administró jengibre en polvo tres veces al día en cápsulas de 1 gramo durante ocho semanas. Los resultados mostraron claramente que el promedio de azúcar en sangre en ayunas disminuyó 10.5% en el grupo de jengibre, mientras que el promedio de azúcar en sangre del grupo de placebo tuvo un aumento de 21% (14).
El jengibre actúa de una manera muy beneficiosa sobre los riñones, un órgano que con frecuencia se ve afectado como un efecto secundario de la diabetes no controlada. Los investigadores han demostrado que una consecuencia de la diabetes es “alterar la homeostasis de las enzimas metabólicas” reguladas por los riñones. La investigación que citamos a continuación demostró que el extracto de jengibre podría reducir los niveles de glucosa en sangre, así como también mejorar las actividades de las enzimas mitocondriales en ratas diabéticas, proporcionando así propiedades nefroprotectoras (protectoras de los riñones) que tienen el potencial de revertir las complicaciones inducidas por la diabetes (15).
Se ha determinado que el Jengibre es útil para prevenir y tratar la enfermedad del hígado graso no alcohólico (18).
Hay investigaciones que demuestran que el Jengibre es útil para proteger contra infecciones virales respiratorias (19).
Las enfermedades diarreicas son extremadamente comunes en áreas del mundo con aguas contaminadas. Bangladesh es una de esas áreas, y los investigadores querían saber si ciertas especias tradicionales poseen propiedades antibacterianas y antimicrobianas. Se aislaron muestras de Escherichia coli resistente a los medicamentos en el agua potable y se analizaron con los siguientes productos por separado: jugo de limón, ajo, jengibre, cebolla, cilantro y pimienta negra. Si bien ninguno de estos productos por sí solo tuvieron un efecto inhibitorio significativo, una combinación de limón, ajo y jengibre suprimió todas las muestras de bacterias. Los investigadores concluyeron que estos tres productos podrían formar una barrera efectiva contra los patógenos entéricos y podrían usarse para la prevención de enfermedades diarreicas (20).
El jengibre es una sustancia que acelera el metabolismo lo que podría aumentar la termogénesis en el cuerpo de forma temporal, permitiendo que se queme la grasa almacenada para crear calor, generando beneficios en el metabolismo y almacenamiento de grasa en el organismo humano. La investigación que reseñamos a continuación sugiere que el consumo de ingredientes termogénicos como el jengibre podría acelerar el metabolismo en más de 5 por ciento y aumentar la quema de grasa en más del 16 por ciento (22). Es por esto que se ha recomendado ampliamente el jengibre para la pérdida de peso.
En un estudio realizado en Irán, un equipo de neurólogos comparó el jengibre y el sumatriptán en 100 hombres y mujeres que habían sufrido migrañas durante un promedio de siete años. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente al grupo de jengibre o al grupo sumatriptán. Se les administró una caja de 5 cápsulas que contenían su medicamento de prueba (250 mg comprimidos oblongos de polvo de jengibre seco o un comprimido oblongo idéntico que contenía 50 mg de sumatriptán de forma doble ciego). Ni los participantes ni los observadores sabían qué cápsulas tomaba el paciente hasta que se complete el estudio. Los pacientes recibieron instrucciones de tomar un comprimido oblongo tan pronto como comenzó la migraña.
Para cada dolor de cabeza que ocurrió durante ese mes, los participantes registraron el momento en que comenzó el dolor de cabeza, la gravedad del dolor de cabeza antes de tomar el medicamento y el grado de alivio del dolor a los 30, 60, 90 y 120 minutos, así como 24 horas después de tomarlo. Los resultados mostraron que el jengibre fue tan eficaz como sumatriptán logrando un alivio del 90% dentro de las dos horas después de la ingestión. Mientras que el jengibre tuvo un porcentaje muy pequeño (4%) con síntomas digestivos menores, el 20% de los pacientes que tomaron sumatriptán reportaron mareos, somnolencia o ardor de estómago (23).
Hay un gran número de investigaciones que demuestran las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del jengibre, ambas actividades tienen valor para abordar las causas subyacentes de la neurodegeneración prematura asociada con la enfermedad de Alzheimer. También existen evidencias que validan el papel del jengibre en la protección contra la patología molecular característica: una neurotoxicidad β inducida por (un tipo de proteína cerebral mal plegada), asociada con cambios cerebrales adversos que ocurren en la enfermedad de Alzheimer (24).
Por último voy a citar una investigación que representa una revisión histórica : “Ginger From Ancient Times to the New Outlook” Laleh Khodaie, and Omid Sadeghpoor . Que lista un conjunto de 26 aplicaciones medicinales del Jengibre que han sido objeto de investigaciones científicas (21).

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

1. https://phytochem.nal.usda.gov/phytochem/ethnoPlants/show/1020?et
2. http://www.greenmedinfo.com/blog/can-ginger-beat-out-multi-billion-dollar-acid-blockers
3. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11710709
4. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/14786419.2017.1367779?journalCode=gnpl20
5. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28336112
6. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27346834
7. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=ginger+cancer

8. http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0137614
9. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23066935
10. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23382939
11. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26414587
12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26051575
13. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24490949
14. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24559810
15. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21789888
16. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3010628/?tool=pubmed
17. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6440548
18. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3020385/?tool=pubmed
19. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23123794
20. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21406097
21. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4377061/
22. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20142827

23. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23657930
24. http://www.greenmedinfo.com/blog/ginger-shows-promise-anti-alzheimers-agent#_ftn1