Beneficios medicinales de la cúrcuma


la-flor-de-loto-de-la-medicina

PROPIEDADES MEDICINALES DE LA CÚRCUMA

La Cúrcuma, uno de los recursos naturales más investigados científicamente

 

 

En el buscador de publicaciones médicas mas importante que existe actualmente, aparecen al día de hoy 9855 investigaciones científicas sobre las aplicaciones medicinales de la cúrcuma, ver el siguiente enlace:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin

Si revisáramos cada día una de estas publicaciones tardaríamos mas de 27 años en leerlas todas. Esto nos da una mejor idea de la vastedad de la investigación científica asociada con la cúrcuma.

Allí podemos deducir que la cúrcuma es útil para :

  1. Curar y evitar el Cáncer
  2. Aliviar la Artritis reumatoide
  3. Tratar el Alzheimer
  4. Antiinflamatorio
  5. Antioxidante
  6. Fortalece el Sistema Inmune
  7. Anti depresivo
  8. Promueve la longevidad
  9. Mejora el funcionamiento del cerebro
  10. Mejora el sistema cardiovascular
  11. Ayuda la desintoxicación de metales pesados como el arsénico
  12. Es hepatoprotectora
  13. Neuroprotectora
  14. Anticoagulante
  15. Antidiabetica
  16. Antiviral
  17. Antibacteriana
  18. Hipotensora
  19. Cicatrizante
  20. Expectorante
  21. Antifungica
  22. Colon
  23. Antiparasitaria
  24. Autismo
  25. Disfunción erectil
  26. Cáncer de mama
  27. Cáncer de prostata
  28. Osteoartritis
  29. Cáncer de pulmón
  30. Fibrosis de pulmón
  31. Trastornos neurodegenerativos
  32. Analgésico
  33. Obesidad

 

A continuación vamos a incluir una tabla donde indicamos el número de investigaciones científicas que se pueden encontrar en pubMed y el enlace correspondiente donde encontrar estas investigaciones:

PROPIEDADES MEDICINALESNumero de

INVESTIGACIONES

ENLACE ASOCIADO CON LAS INVESTIGACIONES
Cáncer3760https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+cancer
Artritis reumatoide159https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+arthritis
Alzheimer283https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+alzheimer
Antiinflamatorio1076https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+inflammation
Antioxidante2783https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+antioxidant
Stma  inmune632https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+immune+system
Anti depresivo102https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+depression
Longevidad90https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+anti+aging
Cerebro862https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+brain
Stma Cardiovascular468https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+cardiovascular+disease
Desintoxicación metales124https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+metal+toxicity
Hepatoprotectora984https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+liver
Neuroprotectora122https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin++neuroprotection
Anticoagulante73https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+anticoagulant
Antidiabética424https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+diabetes
Antiviral94https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+antiviral
Antibacteriana276https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+antibacterial
Tensión arterial21https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+hypotensive

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+hypertensive

Cicatrizante207https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+healing
Expectorante70https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+expectorant
Anti fúngica166https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin++antifungal
Colon432https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+colon
Antiparasitaria166https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+antiparasitic
Autismo6https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+autism
Disfunción eréctil3https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+disfunction+erectil
Cáncer de mama467https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+breast+cancer
Cáncer de próstata292https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+prostate
Osteoartritis71https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin++osteoarthritis
Cáncer de pulmón360https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+lung+cancer
Fibrosis del pulmón54https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+lung+fibrosis
Neurodegenerativo21https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=clinical+development+of+curcumin+in+neurodegenerative+disease
Analgésica7038https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+analgesic
Obesidad140https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=curcumin+obesity

 

 

 

En el budwig center, que es uno de los institutos oncológicos mas reconocidos en  Europa para la terapia alternativa del cáncer y que utiliza el PROTOCOLO de la Dra. Johanna Budwig, ofrecen tres tipos de Planes a sus pacientes que los identifican como A, B y C. Todos estos Planes incluyen lo que ellos denominan “cúrcuma 100” . Es uno de los complementos utilizados en este Instituto para ampliar el Protocolo Original de la Dra. Johanna Budwig.  En su página web encontramos un articulo sobre la cúrcuma del cual tomamos el siguiente párrafo:

“Una amplia investigación en el último medio siglo ha demostrado que la curcumina (diferuloylmethane), un componente de la cúrcuma (Curcuma longa), puede modular la función celular de múltiples maneras. Pruebas clínicas extensas en el último cuarto de siglo han abordado la farmacocinética, seguridad y eficacia de este nutracéutico contra numerosas enfermedades en los seres humanos. Algunos efectos prometedores se han observado en pacientes con diversas enfermedades pro-inflamatorias que incluyen cáncer, enfermedades cardiovasculares, artritis, uveítis, proctitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, enfermedad del intestino irritable, pancreatitis tropical, úlcera péptica, úlcera gástrica, seudotumor inflamatorio orbital idiopático , liquen plano oral, inflamación gástrica, vitíligo, psoriasis, síndrome, aterosclerosis, diabetes, nefropatía diabética, microangiopatía diabética, lupus nefritis, enfermedades renales, síndrome de inmunodeficiencia adquirida coronario agudo, ß-talasemia, disquinesia biliar, enfermedad de Dejerine-Sottas, colecistitis, y la prostatitis bacteriana crónica. La curcumina ha demostrado también la protección contra las condiciones hepáticas, exposición crónica al arsénico, y la intoxicación por alcohol.”

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23143785

 

La Cúrcuma y el Ayurveda

 

Se ha demostrado la eficacia de la cúrcuma en el tratamiento de algunas de las dolencias más intensas que afligen al mundo actual incluyendo: artritis, cáncer, enfermedad de Alzheimer, diabetes, esclerosis múltiple, ateroesclerosis, VIH/SIDA, enfermedades de transmisión sexual (hepatitis-C, herpes genital), síndrome de intestino irritable, indigestión, inflamación, acné, infecciones urinarias, infecciones renales, cálculos biliares, anemia, hemorroides, enfermedades del hígado, lepra, amenorrea, edema, bronquitis, resfriado común, dolor de cabeza, conjuntivitis, bursitis, intoxicaciones alimentarias, parásitos, fiebre, diarrea, dolor por mala circulación, dolor de espalda baja y dolor abdominal. También puede utilizarse como un repelente de mosquitos, sanador de heridas y como cura inmediata para picaduras de alacrán. La cúrcuma ayuda a equilibrar el sistema reproductivo femenino y ayuda a purificar y mejorar la salud del esperma de los hombres. Se utiliza para tratar úlceras externas que no responden a otro tratamiento. Debido a su gran variedad de propósitos medicinales y su alta versatilidad, la cúrcuma es una de las hierbas más importantes en cualquier gabinete de medicina natural. – Ver mas en: http://www.escuelaayurveda.com/recursos/articulos/estudiantes/clinicos/curcuma-y-ayurveda-la-diosa-dorada

 

Mejora la salud gastrointestinal.

Otra de las indicaciones de la cúrcuma (reconocida incluso por la Organización Mundial de la Salud) es el tratamiento de la dispepsia, término amplio que incluye una serie de problemas digestivos como malestar estomacal, gases, distensión, eructos, pérdida de apetito y náusea. Y es que diferentes estudios clínicos han logrado demostrar que la cúrcuma ayuda a evitar los gases estomacales, mejora la digestión, es un buen tónico para el estómago, estimula la producción de jugos gástricos, a dosis normales tiene actividad antiulcerosa (inhibe la producción de la interleucina-8, citocina proinflamatoria inducida por la bacteria helicobacter pylori) y protege la mucosa gastrointestinal. Capacidad de protección que se extiende -como se constató en diferentes estudios- a la prevención de tumores de estómago y a la inhibición de la proliferación de células cancerosas en el colon.

 

Previene patologías cardiovasculares.

Así lo aseguran científicos -como los expertos del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de Granada (España)- quienes, tras varios estudios, establecerían que los componentes activos de esta especia mejoran la circulación sanguínea y previenen la formación de coágulos en la sangre al limitar la agregación plaquetaria. Por lo que todo indica que podría ser útil para prevenir la arteriosclerosis, los infartos, los trombos, etc. Y además tiene efecto hipotensor.

 

Regula los niveles de grasas en el organismo.

La cúrcuma reduce los niveles en sangre del llamado colesterol “malo” y aumenta los del “bueno”. También reduce los niveles de triglicéridos y fosfolípidos. Además se ha observado que bajo los efectos de la curcumina se produce una reducción similar de colesterol en hígado y riñón por una más rápida catabolización de ese lípido. Y no se debe olvidar que esta especia logra inhibir la peroxidación lipídica y proteger los ácidos grasos poliinsaturados tan necesarios para el organismo de los radicales libres.

 

Tiene actividad inmunomoduladora.

Además de coadyuvar en casos de inmunodeficiencia se ha comprobado que provoca un incremento de la actividad fagocítica de los macrófagos.

 

Regula la menstruación.

Expertos de la Universidad de Filipinas han comprobado que el extracto del rizoma de la cúrcuma regula la menstruación y alivia los molestos síntomas premenstruales.

 

Ayuda a cicatrizar y revitalizar la piel.

También tiene utilidad, empleada de forma tópica, para revitalizar y mejorar el aspecto de la epidermis.

 

Y por si todo eso fuera poco ayuda a mantener las encías saludables, favorece la eliminación de toxinas, disminuye las lesiones renales que se producen en personas con diabetes y fortalece la energía total del cuerpo.